Página Web del NDSC en español

Los problemas de conducta son normales a la hora de educar a un niño,  pero lidiar con el comportamiento de un niño que no habla o tiene retraso en el desarrollo puede ser especialmente frustrante. Las siguientes son recomendaciones para manejar conductas difíciles y ayudar a los cuidadores a desarrollar un ambiente adecuado para los niños.

  • Averigua los motivos de su conducta. Utiliza esta información para desarrollar tu plan.
  • Establece algunas reglas y sé siempre coherente.
  • Modifica estrategias y dale tareas que reflejen el estilo de aprendizaje del niño.
  • Mantén la calma y sé positivo.
  • Ignora los pequeños problemas que hayan podido surgir durante el día.
  • Escoge bien qué temas tratar.
  • Sé consciente del nivel de frustración del niño.
  • Sé previsible. Planifica un horario claro y conciso.
  • Cuando haya cambios en la rutina, intenta darle al niño más tiempo para que se adapte a ellos.
  • Utiliza un lenguaje claro y conciso. Menos información a veces da mejores resultados.
  • Menciónale qué conducta quieres ver menos en él y describe la conducta que sí quieres ver. Esto te debe tomar 10 segundos o menos.
  • Sus opciones deben ser limitadas y razonables.
  • Establece contacto visual antes de hablar. Sigue mirándolo mientras hablas. Anima al niño a que te mire.
  • Sé tan ordenado y organizado como tu estilo de vida y personalidad te permitan.
  • Mantén el control sin ser demasiado controlador.
  • Refuerza al niño constantemente, de forma inmediata y positiva.
  • No pierdas tu sentido del humor.

 

Traducción realizada para el National Down Syndrome Congress dentro del marco de la iniciativa PerMondo y con el apoyo de la empresa de traducción Mondo Agit.

 

¡Nos interesa tu opinión! Déjanos un comentario.

Dejar una respuesta

Current day month ye@r *